El niño con autismo y las mascotas

Tener una mascota nos alegra la vida, y si se trata de un perro entonces podríamos aludir a la frase: “el perro es el mejor amigo del hombre”. Esta vez lo tomaremos de esta forma: “un perro es el mejor amigo de un niño”, sobre todo si el niño es de condición Autista, ya que estos animalitos ayudan al pequeño a relacionarse con el mundo exterior haciendo que se olvide de sus temores y se sienta confiado de sí mismo

“El comportamiento social de los niños con TEA (Trastornos del Espectro Autista) mejoran cerca de un perro; los niños hablan más, observan con más frecuencia a la cara de otras personas y constituyen más contacto físico”, afirma la psicóloga MargueriteO’Haire, de la Universidad de Queensland, en Australia.

La psicóloga O’Haire es parte de un equipo de científicos que han estudiado la ayuda que estos animales pueden brindar a los niños con Autismo, como por ejemplo ayuda a poder interactuar con el exterior. Los resultados de su indagación han sido publicados en revistas, como también en terapias en las que se utilizan juguetes.

El Autismo es un trastorno del sistema neuronal de los pequeños, que suele frenar el desarrollo normal de éstos. Este Trastorno imposibilita a los pequeños procesar correctamente los estímulos sociales. Esto explica el por qué los niños con esta condición no pueden interactuar correctamente con los demás e incluso llegan a aislarse.

Previous Post
Next Post

Leave a Reply