Un método para la detección precoz del autismo

La revista “Frontiers in Neuroscience“, publicó sobre un método realizado por los investigadores Elizabeth Torres y Jorge José para detectar el autismo en los primeros años de vida, un investigador es de origen cubano y el otro mexicano.

Como se sabe, usualmente la forma de detectar el autismo a los tres años es más que todo de manera subjetiva en base de preguntas a los padres.

Los investigadores mencionados, colocaron sensores en los brazos de 36 personas con  autismo de edades entre 3 y 26 años, con un tipo de nivel de comunicación y sus movimientos fueron registrados en una computadora, confirmando “sin error” el diagnóstico que se había hecho y su nivel de desarrollo.

Lo mismo se realizó en la Universidad de Rutger, esta vez a 42 personas entre los tres a 60 años que no tenían autismo, para así poder tener un punto de referencia.

José, doctor por la Universidad Autónoma de México (UNAM), destacó que “el gran descubrimiento es que hay evidencia de la manera cómo se mueven los niños, que nos puede decir cuál es el grado de habilidad cognitiva que tienen comparado con los niños neurotípicos y en general, qué tan condición de autistas tienen”.

“Esto no existía antes. Es la primera vez que se tiene una medida cuantitativa para el autismo que no depende de la observación”, acotó José, y explicó que la intensidad de los movimientos no voluntarios sirven para detectar y medir el nivel de la  condición de Autismo.

“Lo que encontramos fue que el movimiento de los niños con autismo es mucho más irregular que el movimiento de la gente normal. En algunos niños autistas es un alto grado de irregularidad”, contrario a otros sin condición de autismo, indicó.

Quien se pregunte cómo ese movimiento irregular puede determinar el autismo, el investigador explicó que los autistas no pasan por la transición de un niño normal, que va desarrollando sus movimientos según crece hasta tener control y poder anticipar lo que va a hacer.

Elizabeth Torres agregó que “nunca se habían relacionado los movimientos con el autismo porque se ha definido el síndrome como algo cognitivo, social. Nosotros lo que hemos hecho es enfatizar en la importancia del sistema en conjunto, del cerebro y el cuerpo”.

El estudio se hizo en niños de tres años pero Torres destacó con satisfacción que se puede utilizar la misma tecnología en un recién nacido, porque a esa edad “ya tiene movimientos espontáneos, tiene reflejos” y poco a poco “comienzan a explorar su ambiente, a alcanzar cosas”.

 

Aletheia Internacional
Centro de Soluciones Psicopedagógicas
255 8800/ contacto@aletheia.com.pe
Solicite su Consulta Gratuita
Previous Post
Next Post

Leave a Reply