¿Cómo ayuda la terapia de lenguaje a mi hijo con autismo?

autismo-y-terapia-de-lenguaje

Un 25% de los niños con Trastorno de Espectro Autista (TEA) no son verbales. Esto quiere decir, que no desarrollan el lenguaje oral como lo haría una persona neurotípica. Si no se les trata a través de una terapia oportuna, están condenados al silencio.

El autismo es un trastorno generalizado del desarrollo que afecta a 1 de cada 150 personas en el mundo. Compromete el comportamiento, la interacción, comunicación y aprendizaje. Quienes lo poseen tienen dificultad para relacionarse, mirar a los ojos, y además desarrollan gustos limitados, hipersensibilidad y conductas repetitivas.

La habilidad de lenguaje oral y escrito, es una de las más afectadas por la condición. Algunos niños con autismo presentan retraso en la adquisición del lenguaje incluso después de los cuatro años. Otros sufren de agnosia auditiva verbal, Síndrome fonológico sintáctico, Síndrome léxico sintáctico, Síndrome semántico pragmático, mutismo selectivo y trastornos de la prosodia.

La mayoría de estas condiciones, están relacionadas con la incapacidad cerebral de decodificar y expresar el lenguaje. Otras se refieren a la entonación y vocalización deficiente  y el ritmo y la pobreza semántica y gramatical. La ansiedad por entablar conversaciones sociales también incapacita la expresión lingüística del individuo.

Definitivamente, estas dificultades ocasionan perjuicios en la vida del niño. Su aprendizaje se ve frustrado ante la incapacidad de comprender las lecciones y expresar sus dudas o aportar con ideas a la clase. Tampoco logra establecer conexiones con los que lo rodean, pues el diálogo es fundamental para generar empatía con los demás.

Para evitar estos conflictos es sumamente importante que el niño con TEA inicie una terapia de lenguaje lo más pronto posible. Cuanto antes se inicie el tratamiento, mayor será el avance lingüístico del individuo.

Los terapeutas de lenguaje suelen centrarse en dos objetivos básicos para rehabilitar las falencias de comunicación de los niños con autismo. Estos son, aumentar el vocabulario y mejorar las relaciones léxicas entre las palabras. Por otro lado, emplean elementos sintácticos y gramaticales para aumentar su comprensión de los pronombres, verbos, preposiciones, tiempos gramaticales, entre otros.

También estimulan la comprensión de las oraciones, su estructura y empleo sintáctico y gramatical, por medio de estrategias de imitación, señalética, musicalidad, role – playing, creación de historias fantásticas y divertidas, etc. El desarrollo de la intencionalidad comunicativa, del discurso, gestualidad y seguridad, son esenciales.

Los padres pueden complementar la terapia a través de ciertos ejercicios estimulativos. Como relacionar las palabras con dibujos, darles órdenes claras, breves y sencillas, y fomentar la imitación para llegar a la comunicación.

¡Conozca más de nosotros!

www.aletheia.com.pe

Aletheia Internacional
Centro de Soluciones Psicopedagógicas
(01) 255 8800  Anexo 34 ó 35
contacto@aletheia.com.pe
¡Solicite su Consulta Gratuita, estamos en Miraflores, Los Olivos y Arequipa!
Previous Post
Next Post

Leave a Reply