¿Qué sabemos del autismo?

Aunque la tecnología y la ciencia hayan avanzado rápidamente durante estos últimos años, no se sabe aún cuales son las causas de este trastorno. Lo que sí sabemos es que  la situación se presenta cuando el niño padece de problemas en los ámbitos sociales, familiares y escolares, de lenguaje y conducta. Obviamente, esto se debe dar en todos los ámbitos nombrados, para que se sospeche un síndrome de autismo. Por otra parte el diagnóstico debe ser dado por un neurólogo calificado-

Normalmente se detecta antes de los 3 años de edad, pero en realidad aparecen los síntomas durante las tres primeras semanas de vida del niño.

Uno de los mayores problemas para tratar a los niños autistas es que las causas no son explicadas, no sabemos  qué lo provoca ni cómo se cura. Lo que sí está comprobado es que las terapias ayudan a mejorar algunas de las fases diferentes a lo que consideramos “normalidad”. Ya que la educación dentro de la terapia ayudará a aumentar sus destrezas de autoayuda y esto hará que podamos trabajar el principio de su independencia.

Algunos niños con autismo pueden volverse hiperactivos, agresivos, destructivos o impulsivos. Incluso, pueden llegar a lastimarse a sí mismos. El desorden en la conducta de estos niños mejora, en algunos casos, entre los 6 y los 10 años de edad.

Para informarnos mejor de cómo se detecta un niño con autismo, podemos dar las siguientes características como alcances.

  • Poseen un lenguaje con alteraciones, en algunos casos ni siquiera lo tienen
  • Ríe  o hace pataletas o se siente triste sin una causa aparente
  • No hacen contacto visual y en su mayoría parecen sordos
  • No pueden relacionarse con otras personas
  • No sienten temor ante peligros reales, y son aparentemente insensibles al dolor
  • Suelen tener conductas motoras repetitivas, son, o muy interactivos o muy pasivos
  • Se resisten a los cambios y tienen un apego inusual a los objetos

 Lo que sí hay que recalcar es que, cuanto más pronto se diagnostique el problema, la ayuda servirá más y será más rápida, ya que a más edad del niño, se habrán reforzado ya los hábitos  nocivos y esto puede llegar a ser perjudicial.

Logremos con terapias mejorar la calidad de vida de un niño autista, para ello necesitamos buscar la ayuda de especialistas  lo más pronto posible.

Aletheia Internacional

Soluciones Psicopedagógicas

2558800 / contacto@aletheia.com.pe

Solicite su Consulta Gratuita

Previous Post
Next Post

Leave a Reply