Niños con autismo: las rutinas y el tiempo libre

Para muchos padres no es tarea fácil organizar el tiempo de los niños, mucho menos enseñarles a ser organizados. Sin embargo, si se trata de niños con autismo, la situación cambia debido a que no les es difícil adecuarse a una rutina, ni mucho menos realizar actividades ya establecidas.

Al momento de organizar el tiempo del niño, es bueno comenzar separando el tiempo según los ambientes donde estará el niño y las actividades que realizará. Es decir, puede comenzarse por separar primero el tiempo para el colegio, luego para las actividades de terapia (si lo hubiera) y después para la casa, donde también se incluirán las tareas o actividades que dejasen en el colegio y el tiempo libre del niño.

Una buena decisión también es destinar un ambiente de la casa para el tiempo libre del niño y acondicionarlo o decorarlo con figuras y objetos que a él le gusten y le permitan no estar estresado. Aquella decoración o diseño del ambiente para el tiempo libre variará según los gustos del niño. A la vez, es bueno que el niño reconozca aquel ambiente como el destinado para su tiempo libre, por lo que será importante llevarlo todos los días a la misma hora, para así mantener la rutina y lograr que él vincule al ambiente con las actividades libres.

Por otro lado, es importante que con el tiempo se vayan añadiendo algunos juguetes nuevos o diferentes actividades en el ambiente destinado para el tiempo libre del niño. De esta forma, él podría elegir con el tiempo cuál realizar una vez que se acostumbre a estar en su ambiente.

Previous Post
Next Post

Leave a Reply