La importancia de los padres para los niños con Autismo

AUTISMO-IMPORTANCIA-PADRES

Martín, es un niño español de seis años que tiene la peculiar costumbre de tirar todo lo que llega a sus manos, su vocabulario es reducido y posee una gran cantidad de actitudes estereotipadas. El niño tiene Trastorno de Espectro Autista (TEA), pero tal vez su verdadero problema no sea este, sino el desinterés de su padre por brindarle el apoyo debido.

“Su padre nunca aceptó que tuviera autismo. Estuvo mucho tiempo convencido de que lo que tenía Martín era un problema de sordera y que se recuperaría”, narra Sofía, la mamá del infante. Cuando ella y el padre del pequeño se separaron, este consiguió que el juzgado no le exigiera un mayor contacto con el menor porque “no pueden imponerse al padre estancias no pedidas por él mismo”. El hombre solo ve a su hijo dos fines de semana al mes.

¿Qué consecuencias pueden originar en un niño con TEA la ausencia de sus padres? Un padre distante genera un vacío físico, pero principalmente emocional. La ausencia psicológica del progenitor deriva en una gran cantidad de heridas emocionales. El pensamiento de que “pudo, pero no quiso estar”, cala profundamente en la psiquis.

Contario de lo que muchos creen, los pequeños con autismo sienten y entienden lo que sucede a su alrededor. Aunque tienen dificultades para expresar sus emociones, esto no significa que no salgan lastimados.

Los padres son los principales maestros sociales en la infancia. Esto significa que, una actitud esquiva de su parte ocasiona en los niños dificultades para el acercamiento, el trato y las relaciones interpersonales. Si de por sí los niños con TEA suelen alejarse de los demás, la falta de sus progenitores refuerzan sus actitudes solitarias.

Desapego afectivo, ansiedad y depresión son otras de las consecuencias. Además, la ausencia paterna puede reforzar los comportamientos rutinarios, aumentar las situaciones de crisis, e incluso generar la aparición de actitudes agresivas. Retrasa el avance terapéutico, pues el esfuerzo de los profesionales debe ser complementado con el apoyo en el hogar.

 “Necesita estabilidad”, explica el psiquiatra de Martín, José Lucas Jiménez, refiriéndose a los constantes desplazamientos que el  pequeño tiene que realizar para ver por unas horas a su padre. La solidez en el hogar es justamente lo que ellos requieren.

“Necesito estabilidad y bienestar emocional a mi alrededor para estar mejor”, escribe Rocío Testa Álvarez, en su libro “En el camino nos encontraremos”, sobre la crianza de un niño con autismo.

Es verdad que, aceptar el diagnóstico de un familiar con TEA es sumamente difícil, y dedicarse a su crianza lo es más. Pero esta es la función de un padre, amar incondicionalmente. Con la terapia y apoyo adecuado, el niño mejorará socialmente y podrán desarrollar la relación padre e hijo que sueña, tenga paciencia.

“Me gusta jugar y divertirme, quiero a mis padres y a las personas cercanas. Es más lo que compartimos que lo que nos separa”, escribe Rocío Testa.

Descanse, afíliese a grupos de apoyo, tenga un confidente y si es necesario, acuda a terapia, pero siempre recuerde que usted es el principal apoyo de su hijo.

¡Conozca más de nosotros!

www.aletheia.com.pe

Aletheia Internacional
Centro de Soluciones Psicopedagógicas
(01) 255 8800  Anexo 34 ó 35
contacto@aletheia.com.pe
¡Solicite su Consulta Gratuita, estamos en Miraflores, Los Olivos y Arequipa!
Previous Post
Next Post

Leave a Reply