Descubra cómo convivir con los gustos obsesivos de los niños con autismo

Un padre de un niño con Espectro Autista muchas veces podrá observar la alegría que siente su hijo cuando se pone en contacto con algo que realmente le agrada. Sin embargo, esta actitud, que muchas veces produce ansiedad en el menor, puede generar en el progenitor una preocupación por la gran cantidad de tiempo que el niño le otorga a esta preferencia.

Coches, computadoras, dinosaurios, matemáticas, dibujos animados, pintura, historia, ciencias, botánica y muchos otros gustos o temas, en personas con condición Autismo cobran una dimensión diferente. Para la Organización Mundial de la Salud (OMS) una característica evidente del Autismo es el comportamiento ritualista, la resistencia al cambio y el apego a objetos extravagantes. Esto explicaría el por qué su hijo no concibe la idea de ampliar sus actividades de recreación.

Las denominadas obsesiones le generan al menor una gran cantidad de diversión, una manera de iniciar conversaciones con aquellos que se sientan interesados por lo mismo, relajación, felicidad, orden y previsibilidad. Además, lo ayudan a lidiar con la incertidumbre, que muchas veces puedan sentir, debido a que en ese momento, sienten que se encuentran con algo conocido y seguro, que pueden llegar a comprender sin problemas.

Los intereses restringidos de una persona con espectro autista no deben ser motivo de aburrimiento o cansancio de los padres, pues les puede abrir muchas puertas en un futuro, ya que su concentración en dicho tema, lo vuelve experto en la materia. Según un estudio publicado en el Journal of Abnormal Psychology, las personas con este diagnóstico son capaces de procesar mucho mejor la información, lo que implica que si se sabe explotar correctamente las habilidades de su niño para determinado tema, él se puede convertir en un especialista con facilidad.

No es recomendable que se le prohíba al menor el gusto por su tema de preferencia, pues podría ocasionar una crisis en él, e incluso depresión, ya que se le estaría quitando un factor importante de su rutina (la rutina para los niños autistas resulta necesaria). Se debe aprender a convivir con esta obsesión y procurar, explotarla de la mejor manera.

Puede que el comportamiento repetitivo no permita que el niño aprenda correctamente, por eso el padre debe encaminar sus preferencias, de tal manera que el menor se beneficie con ellas.

El NationalAutisticSocietydel Reino Unido, introduce en su publicación Autism, how to help your Young child, interesantes consejos para lograr este objetivo. Entre ellos se encuentran, utilizar estos gustos para lograr acercarse y crear una relación más fuerte con el niño, es decir, unirse a sus manías y obsesiones. Otro de los consejos es, utilizar las obsesiones para lograr algo más complejo, esto le brindará al menor muchas posibilidades de aprendizaje, una manera de hacerlo es, incorporar a su gusto peculiar otros que guarden relación y puedan generarle un interés.

Las obsesiones de su hijo con condición autista, no necesariamente son negativas, pueden significar una excelente manera de unirse a él como padre, pasar más tiempo juntos y además, formar conocimientos que le puedan servir al menor para sustentarse en un fututo, pues quién asegura que su gusto por las estrellas no pueda volverlo un astrónomo reconocido en algunos años.

 

¿Le gustó esta información?

¡Conozca más de nosotros!

www.aletheia.com.pe

Aletheia Internacional
Centro de Soluciones Psicopedagógicas
(01) 255 8800  Anexo 34 ó 35
contacto@aletheia.com.pe
¡Solicite su Consulta Gratuita, estamos en Miraflores, Los Olivos y Arequipa!

Previous Post
Next Post

Leave a Reply